Ecke links Ecke rechts
Header Pic Header Pic
Header Pic  PfeilInicio Header Pic
Header Pic

"Lobo se fue de pollito"

Con esta alegoría popular define el abogado penalista y columnista de La Prensa Libre José A. Cabezas el triste papel con que la Fiscalía presenta al "testigo corona de Dall'Anesse", en su espacio A FONDO del 9 de febrero de 2011, que transcribimos a continuación:

A FONDO

Escrito por Jose A. Cabezas

Según nuestra Fiscalía, José Antonio Lobo “se fue de pollito”. Como nunca antes había cometido mácula alguna en sus funciones, cuando le fue ofrecida “la motivación” para que impulsara el contrato con Alcatel, confiesa que se fue atribulado adonde el presidente Rodríguez para hallar en él la luz entre las tinieblas. No cayeron en su espíritu rechazos, ni indignaciones, ni remordimientos. Cayeron, como lluvia de invierno, “las dudas”. Don Miguel Ángel Rodríguez, según la Fiscalía, le dijo que cobraran más alta la dádiva y le fijó los porcentajes a repartir, y, ¡Fiat Lux!, sus dudas se disiparon en un dos por tres. Eso, haciéndole poco honor al apellido, Lobo no lo esperaba y como un “zombie”, el pobre salió con una sonrisa en los labios: había hallado el camino. ¡Casi conmovedor es este episodio del “testigo corona” de Dall’Anesse! ¡Qué perfil!

••

La instigación es una labor fatigosa para vencer los principios morales del sujeto, vaciar su mente de temores y convencerlo de cometer el delito que él no se había representado en su intelecto, por lo que según la doctrina, una cosa es instigar y otra es simplemente meterle un “empujón”, como llamamos los ticos. Esto es: si un ladrón está pensando en introducirse a una casa y no sabe por dónde y otro más avispado le indica cuál es la mejor ventana, eso no es instigación.

••

¡Frágiles los frenos éticos de Lobo! ¿No? Con muy poquito, según él narró y repite la Fiscalía, se dio por vencido. ¡Dios guarde hubiera sido mujer y bella ante tanta debilidad para sucumbir a un simple encargo! Por dicha, en su inmensa sabiduría, el Señor invirtió los polos y así, librarlo de tentaciones. Al menos de las de la carne.

••

¿Instigación? ¿A eso le llama nuestra Fiscalía “instigación”? ¿Siete años de proceso para siete años de cárcel? Un proceso lleno de traumas humanos, históricos y políticos, ¿para concluir que el imputado es “un instigador” solo porque le dijo a un pájaro que volara más alto?

••

¡Que Dios nos perdone!

 
< Prev   Next >
Comunicados
De Prensa
Aumentar Letra
A+ | A- | Reset
Time since
Header Pic
left unten right unten
© 2020 JuicioJusto.com